• Jamón ibérico, un saludable manjar
  • Sabor y tradición
  • Variedades para todos los gustos

martes, 31 de marzo de 2015

12 RAZONES PARA BEBERINO

Por Gourmentia   Publicado a las   12:25   Comentarios
12 motivos saludables para beber vino.

Un estudio de la Universidad de Tufts en Boston (EE.UU.) con más de 2.400 participantes, demostró que las mujeres que beben vino tienen menos posibilidades de perder masa ósea que las mujeres que no beben, debido al efecto positivo sobre la densidad mineral ósea, tanto en el caso del vino como de la cerveza.

                                                                 


Un estudio de la Universidad de Harvard (EEUU.) determinó con claridad que aquellas personas que consumen vino en dosis moderadas tienen un 30% menos de probabilidades de sufrir un ataque cardíaco.
                                                               


Tanto el vino tinto como el vino blanco tienen propiedades antibacterianas. Así lo demostró el estudio llevado a cabo por el experto Martin E. Weisse de la West Virginia University (EE.UU.), que muestra que el vino tiene la capacidad de reducir las bacterias de los alimentos, protegiendo así al cuerpo humano.

                                                                       



El vino tinto puede detener el crecimiento de los vasos sanguíneos fuera de control en el ojo (angiogénesis) que causa la ceguera, según un estudio de un equipo de investigadores de la Escuela Universitaria de Medicina de Washington en St. Louis (EE.UU.) y publicado en la revista American Journal of Pathology. De nuevo es el resveratrol, el compuesto que puede encontrarse en el vino, el que protege la visión.
                                                                  


Un equipo de científicos formado por varias universidades españolas concluyó que beber vino puede reducir el riesgo de depresión. El experimento se realizó con 2,683 hombres y 2,822 mujeres de entre 55 y 80 años durante un período de siete años. Hallaron que, en ambos sexos, si bebían entre 6 o 7 vasos de vino por semana eran menos propensos a ser diagnosticados de depresión incluso teniendo en cuenta los factores de estilo de vida.
                                       


Diversos estudios han demostrado que una copa de vino tinto al día (que no el blanco cuya eficacia es menor), disminuye la concentración de placas aterogénicas en las arterias y aumenta los niveles de HDL o colesterol bueno, lo que mejora la salud cardiovascular.

                        



Los derivados del vino y de la uva pueden ayudar a reducir los efectos dañinos de los rayos UV (ultravioleta) según un artículo de la Universidad de Barcelona (España) y publicado en la revista The Journal of Agricultural Food and Chemistry. En el estudio se explica que los flavonoides del vino y las uvas inhiben la formación de especies reactivas de oxígeno (ROS) que dañan las células de la piel.
                                      





Científicos de la Universidad de Leicester (Reino Unido), explicaron en la 2ª Conferencia Científica Internacional sobre el resveratrol y la salud que, el consumo moderado de vino tinto de forma regular puede reducir la tasa de tumores intestinales en aproximadamente un 50%.


                                      

Un equipo de científicos de la Universidad de Loyola Medical Center (EE.UU.) encontró que el consumo moderado de vino tinto puede reducir el riesgo de desarrollar demencia. En su estudio analizaron los datos de trabajos académicos sobre el vino tinto desde 1977 hasta la actualidad. Los estudios mostraron un riesgo significativamente menor de demencia entre los bebedores regulares y moderados de vino tinto en 14 países diferentes. Y es que el resveratrol reduce la viscosidad de las plaquetas de la sangre, lo que ayuda a mantener los vasos sanguíneos abiertos y flexibles (sin coágulos), lo que a su vez ayuda a mantener un buen suministro de sangre en el cerebro. El estudio fue publicado en la revista The Journal of Neuropsychiatric Disease and Treatment.



                                   
El vino aporta minerales como: litio (equilibrando el sistema nervioso), magnesio (reduce el estrés), zinc (mejora las defensas inmunitarias), potasio y calcio (equilibrio iónico y eléctrico).
                                        




Consumir una copa de vino al día nos ayuda a retrasar el proceso del envejecimiento debido a sus propiedades vasodilatadoras que combaten algunas enfermedades originadas por la oxidación de las células. También es recomendado para la memoria.
                             


Beber cualquier tipo de bebida alcohólica aumenta el riesgo de cáncer de mama. Sin embargo, el consumo de vino tinto tiene el efecto contrario, según concluyó un estudio del Cedars-Sinai Medical Center en Los Angeles (EE.UU) y que recogió la revista Journal of Women's Health. El motivo es que los productos químicos en la piel y semillas de las uvas rojas reducen los niveles de estrógeno y aumentan los niveles de testosterona en las mujeres premenopáusicas, lo que se traduce en un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama.
                                            
                   


miércoles, 30 de abril de 2014

Cata de cavas

Por Gourmentia   Publicado a las   0:12   Catas & corte de jamón Comentarios
TIPOS DE CATAS

La regla general a tener en cuenta a la hora de llevar a cabo una degustación de cavas es que éstos deben de ser del mismo tipo es decir, no se pueden mezclar brut nature, brut seco, semiseco, rosé. Una vez decidido el tipo de cava que va a degustar, las catas han de seguir un orden de presentación.

Orden de presentación de vinos

En una cata, el orden de presentación de los vinos es importante y los expertos aconsejan el siguiente:

  • De los más ligeros a los más duros.
  • De los más débiles a los más alcohólicos.
  • De los más secos a los más dulces.
En general el orden sería: primero los blancos y luego los tintos. Dentro de cada tipo, primero los jóvenes y después los
viejos.

Las anotaciones

Se recomienda tomar notas durante una degustación. Además de la descripción oral o escrita del color, el aroma y el sabor, una buena nota de degustación debe incluir una descripción objetiva del estilo general del cava (acidez débil o vivaz, con aromas simples o complejos, etc), de sus sabores y de su calidad.

Esta evaluación simple debe combinar la opinión subjetiva (le ha gustado, no le ha gustado). Sea honrado al transcribir sus evaluaciones. Tenga confianza en su paladar pero tampoco dude a la hora de revisar sus juicios o modificar sus primeras evaluaciones.

 CATA DEL CAVA

1. La cata consiste en un ejercicio de reflexión muy personal que permite emitir un juicio completo sobre la calidad y las características específicas de cada vino. Para obtener un resultado objetivo en la cata, es necesario seguir el siguiente sistema, paso a paso. Le recomendamos también que en todo el proceso de cata no fume ni lleve perfume.

2. Para iniciar la cata es imprescindible disponer de una botella de un buen cava “Vilenum” y una copa adecuada para catar el cava perfectamente limpia. Llene aproximadamente un tercio de su capacidad y prepárese para agudizar sus sentidos.

3. (Vista) Coja la copa por el pie o la base, entre los dedos índice y pulgar. Sitúe la copa entre la luz y los ojos, observe detenidamente y podrá apreciar la transparencia y brillantez. Recuerde lo aprendido en Nociones de Cata y evalúe la fluidez y limpidez. Anote sus observaciones.

4. (Vista) Ahora incline la copa sobre una superficie plana y así puede apreciar el color. Evalúe la intensidad cromática: pálida, ligera, clara, débil, fuerte u oscura. Evalúe también el matiz o tonalidad: incoloro, amarillo verdoso, amarillo dorado, cobrizo, oro pálido, oro viejo, rojizo, blanco, amarillo limón, amarillento, oro, oro verde, oro rojo, hoja será, amarillo pálido, amarillo paja, topacio, caoba, oro fino, dorado, castaño. Anote sus observaciones y en la ficha de cata evalúe de 0 a 5 lo captado con la vista.

5. (Aroma / sabor) Primero huela el vino en reposo así podrá apreciar los aromas más sutiles y posibles defectos y olores extraños. Anote sus observaciones. Ahora agite la copa vigorosamente y vuelva a oler, así podrá percibir una mayor sensación aromática. 

Anote sus observaciones. Los catadores expertos realizan un ligero borboteo aspirando aire para calentar el cava y así poder percibir otros aromas, le animamos a que lo intente. Anote nuevamente sus observaciones.

6. (Aroma / sabor) Ahora beba una pequeña cantidad sin tragarla, pasee el cava por la boca y sentirá como se atempera, aspire un poco de aire y así hará burbujear el cava. Ahora trague o escupa el cava, según sus circunstancias. Es el momento de analizar y anotar las sensaciones en la boca, recuerde que con el gusto y el olfato puede identificar el aroma del cava, identificar el cuerpo y el equilibrio. Anote sus observaciones y en la ficha de cata evalúe de 0 a 10 lo captado con el gusto y el olfato.

7. (Paladar / Equilibrio) Además, con el cava en la boca, entra en función otro sentido que es el tacto. Recuerde que el tacto activo es el que se experimenta en la lengua y el tacto pasivo es el que se siente en el paladar, mejillas y labios. Anote sus observaciones y evalúe, en la ficha de cata, de 0 a 5 el paladar y equilibrio del cava.

8. (Evaluación total del cava) Ya ha concluido todas las fases de una cata. Es tiempo de analizar las anotaciones tomadas durante el proceso y de revisar las evaluaciones anotadas en la ficha de cata. Una vez revisadas, sume el total de las calificaciones y ya puede dar por concluida la cata de un cava.


martes, 25 de marzo de 2014

Corte de jamón

Por Gourmentia   Publicado a las   12:59   Catas & corte de jamón Comentarios
A- Para el corte del jamón ibérico necesitaremos un soporte jamonero que nos proporcione buena fijación y tres tipos de cuchillos: uno largo y flexible (tipo jamonero) para cortar las lonchas, otro corto y puntiagudo, para  bordear los huesos y otro de hoja ancha para retirar la corteza. Además, la chaira nos servirá para afilar los cuchillos. Limpie el cuchillo de grasa con un papel de cocina, antes de utilizar la chaira en los cuchillos.

B- Cuando el consumo va a ser el habitual de una familia, comenzaremos por la contramaza (que es la parte mas delgada del jamón) colocando el jamón ibérico con la pezuña hacia abajo. Con el cuchillo de hoja ancha haremos una incisión en la corteza, alrededor de codillo, más o menos donde apoyamos el jamón en el jamonero y posteriormente retiraremos la corteza y el tocino amarillento (cortando siempre en dirección a la  pezuña), del cual aprovecharemos unas lonchas que nos servirán para proteger el corte del jamón.

C- Con el cuchillo jamonero, comenzaremos a extraer las lonchas que han de ser pequeñas y finas, casi  traslúcidas. El corte debe ser lo más recto posible. Los bordes deben de estar siempre limpios de corteza y tocino amarillento para evitar sabores rancios. Seguiremos cortando lonchas de esta zona hasta llegar al hueso fémur, procurando que el corte sea lo más recto posible. Al descubrir el hueso le daremos la vuelta al jamón.

D- Si se va a dejar de cortar y para evitar que se seque, hay que tapar el corte con las lonchas de tocino que  hemos reservado y lo cubrimos con un paño. Se debe conservar en lugar fresco y seco, alejado de fuentes de calor y luz fuerte.

E- Colocaremos el jamón con la pezuña hacia arriba para disponernos a cortar la maza, que es la zona más jugosa. Con el cuchillo de hoja ancha daremos un corte profundo en la caña, en dirección oblicua.

F- Retiraremos la corteza y el tocino amarillento haciéndolo siempre en sentido contrario a nuestra mano para  evitar cortarnos, es decir nuestra mano siempre tiene que estar detrás del cuchillo, esto es muy importante, así evitaremos muchos accidentes.

G- Con el cuchillo jamonero, comenzaremos a extraer lonchas de esta zona, que serán tan finas como sea posible y procuraremos sacarlas de toda la superficie para apreciar los músculos diferenciables por su distinto color. Al llegar al hueso de la cadera, se hará una incisión alrededor de éste con el cuchillo corto, tipo puntilla, para separarlo del jamón y facilitar que las lonchas salgan limpias.

H- Continuaremos cortando lonchas de toda la superficie procurando que sean lo más finas posible. Siempre mantendremos limpios los bordes del jamón para evitar sabores rancios. Seguiremos extrayendo lonchas hasta descubrir los huesos.

I- En la parte superior o jarrete encontraremos el hueso peroné, que podremos sacar haciendo palanca. De esta zona y de la parte inferior o punta podemos sacar lonchas o taquitos. El hueso puede servir para darle gusto a pucheros y caldos.

domingo, 16 de marzo de 2014

Cata de vino

Por Gourmentia   Publicado a las   21:04   Catas & corte de jamón Comentarios
¿Cómo se hace una cata de vino?
El objeto principal de una cata de vino es permitirnos evaluar y comparar vinos entre sí. Bajo un sistema análogo de valoración es posible establecer rankings de vinos, así como tener unas bases más sólidas para afirmar si un vino es mejor que otro. Sin embargo hay tener en cuenta que el proceso de cata se basa mucho en la experiencia, por lo que algunos aspectos de la misma nos pueden resultar muy difíciles de evaluar, algo que con práctica y curiosidad, puede ir mejorando. Valoramos básicamente aquello que vemos, olemos y gustamos... 
Como fase previa a la cata en sí, descorcharemos la botella y observaremos el corcho. Éste debe estar algo humedecido por el vino, indicándonos así que su conservación ha sido la correcta (botella inclinada, evitando la entrada de aire, lo que reduce el riesgo de oxidación). 
Dejaremos respirar el vino en la botella un par de minutos. Serviremos un poco en un vaso que no cataremos (éste podría contener trocitos de corcho), y un par de dedos en una amplia copa de degustación (su formato está homologado, si bien en su ausencia, nos servirá una copa de vino pequeña, si es un vino de crianza, o mediana si se trata de un vino joven).
Comenzaremos así el proceso de cata del vino, observando en primer lugar el color. Con una fuente de luz tras la copa, evaluaremos si es brillante o mate, así como su nivel de transparencia o limpieza.
Seguiremos con la observación del olor. Oleremos el vino varias veces, primero con el vino en reposo, después tras agitarlo. Trataremos de obtener los matices de su aroma, que se "organizan"  en tres niveles. Los primarios, dependiendo de la variedad o variedades, de uva empleadas. Los secundarios, originados por la fermentación. Los terciarios, que derivan de la crianza.
Por último, analizaremos el gusto. Haremos pasar el vino por la lengua, con un pequeño sorbo, aspirando el aire y sacándolo por la nariz (es otra forma de olerlo). Evaluamos la primera impresión y su fondo, así como los olores percibidos.


Sabor y salud, unidos

Por Gourmentia   Publicado a las   21:04   Nutrición salud & productos ecológicos Comentarios
Prevenir y luchar contra el colesterol es uno de los principales objetivos de los llamados "alimentos inteligentes". 

Se trata de ayudar al organismo a reducir los índices de colesterol adquiridos a través de la alimentación habitual. A diferencia del colesterol generado por el cuerpo, éste llegado a ciertos niveles, puede ser muy perjudicial para el organismo. Muchas empresas investigan e innovan cada año con nuevos productos que nos ayuden a combatirlo. 

Sin embargo dentro de la dieta mediterranea contamos con productos tradicionales que funcionan como grandes estabilizadores del colesterol: el vino, el aceite de oliva y el jamón ibérico.


Presa ibérica con boletus y queso torta de la serena

Por Gourmentia   Publicado a las   21:03   Maridajes & Recetas Comentarios
Incorporamos esta deliciosa receta, que seguro disfrutaréis.

Restaurante: El Rinconcillo (Paseo Extremadura, 67 Monesterio, Badajoz)
Chef: Antonio Parra
Precio medio: 35-45 euros por persona
Tipo de cocina: Gastronomía Tradicional Extremeña
Especialidades: todos los cortes del cerdo ibérico

Antonio Parra, cocinero del restaurante El Rinconcillo en Monesterio (Badajoz), eleva a los altares al cerdo ibérico. Hoy nos prepara uno de los platos más tradicionales en el recetario extremeño: Presa ibérica con boletus y queso torta de la serena.

Ingredientes:
Presa de cerdo ibérico
Queso torta de la serena
Boletus
Escamas de sal
Aceite de oliva virgen extra

Preparación:
1. Cortamos la presa ibérica en tacos y los ponemos en una parrilla con unas gotas de aceite de oliva virgen. Más o menos 4 minutos por cada lado.
2. En una sartén marcamos unos boletus laminados con unas gotas de aceite y sal.
3. Emplatamos poniendo en el fondo del plato los boeltus, encima los dados de presa y un trocito de queso de la serena (con el calor se fundirá).
4. Rematamos con unas escamas de sal. Llega lo mejor: ¡Disfrutarlo!


Fuente: Cocineros sin estrella, Telecinco.es

Volver arriba ↑

Le puede interesar...


Red de DistribuidoresTienda GourmentiaNuestra Empresa




Si quiere formar parte de nuestra red, puede contactarnos a través de este formulario.Si quiere adquirir algunos de nuestros selectos productos, podrá hacerlo desde nuestra tienda online.
Le invitamos a conocernos desde nuestra web corporativa.





© 2013 Gourmentes . WP Mythemeshop Converted by Bloggertheme9
Blogger templates . Proudly Powered by Blogger .